Una empresa tiene con frecuencia que valorar si sus productos, procesos e instalaciones o los de sus proveedores responden a las especificaciones de calidad que le exige el mercado o la legislación vigente.

En este sentido son de gran utilidad las auditorías, para valorar si el trabajo se está realizando de acuerdo a unas condiciones previamente fijadas, y las inspecciones, para valorar si un proceso o un producto son aptos, responden a las especificaciones contratadas o incluso si pueden llegar a implicar riesgos para la salud de los clientes.

 checklist

 

Responsable del Departamento de calidad y seguridad alimentaria: Ana Rosa García Benito anarosa 075