Las cremas frías como su propio nombre indica, son todas aquellas que no necesitan un tratamiento de cocción previo ni calentamiento alguno, para conseguir la textura adecuada.

  • Cremas de nata y otros sabores.
  • Cremas de mantequilla y otros sabores.