Se considera que una masa es de alta hidratación cuando la cantidad de agua que se añade a la misma oscila entre el 65 y el 90 %.

Son masas de textura muy blanda, pegajosa, extensibles y de aspecto brillante. Su tiempo de amasado se alarga debido a que el exceso de hidratación dificulta la formación del gluten.

Tipos de panes que se elaboran con estas masas.


La progresiva incorporación de panes especiales al sector de panadería hace que se elaboren una variedad importante de piezas con este tipo de masa. Entre ellas podemos destacar el pan de chapata y el rústico en nuestra región y fuera de ella el pan de payés, el pan gallego, el de huerta etc.

Elaboración de La Chapata

El pan de chapata se elabora a partir de una masa de alta hidratación (% de agua en base harina >65%) , es un pan rústico por su forma y terminación con harina en superficie, que recuerda al  pan de huerta, barra campesina o la barra rústica.

Su procedencia es romana y su propio nombre ya dan pistas sobre su lugar de origen, Italia, donde es más conocida bajo el nombre de ciabatta. Esta variedad italiana ha conquistado al mundo en los últimos años y se elabora en un gran número de panaderías ya que es un pan cada vez más consumido y apreciado en toda Europa por sus excelentes cualidades.

Leer más...

Elaboración de La barra Rústica

Bajo la denominación de pan rústico se engloban algunos tipos de panes de alta hidratación (% de agua en base harina >65%) como la barra gallega, pan de huerta, barra campesina o la barra rústica.

Se trata de piezas de aspecto rústico, migas suaves con grandes alveolos cortezas crujientes, bien greñadas y generalmente con harina en el exterior, rasgo que le caracteriza.

Lo más destacable en su proceso de elaboración la barra rústica es que además de trigo puede llevar harina de otro cereal frecuentemente harina de centeno o malta que da color y aroma a la miga.

Leer más...